Otitis Media Crónica

05.03.2020

Se define como Otitis media crónica aquel proceso inflamatorio que interesa el mucoperiostio (revestimiento interno) de todas las estructuras que conforman el oído medio (tímpano, huesecillos, trompa de Eustaquio, cavidad mastoidea).

Por su evolución es característico la supuración (otorrea) a través de una perforación timpánica durante al menos 6 semanas, pudiendo alternar períodos de aparente normalidad o asintomáticos. Al perder la continuidad de la membrana timpánica y la función de barrera de la misma se establece una especie de ciclo vicioso donde los gérmenes del conducto auditivo externo tienden a colonizar la normalmente aséptica cavidad de oído medio o caja timpánica siendo por lo tanto necesario extremar los cuidados como evitar la entrada de líquidos en el oído.

Es característico de las otitis medias crónica la presencia de supuración sin dolor, cuando este aparece suele ser por sobreinfección de la piel del conducto auditivo ocasionando una celulitis del mismo (Otitis externa) siendo otros síntomas habituales la hipoacusia (sordera) en grado variable y en ocasiones otorragia, esto último suele alertar de un grado mayor de inflamación y el desarrollo de pólipos, que a su vez alertan la posibilidad de desarrollar un colesteatoma. 

Otras formas menos frecuentes de Otitis media crónica lo constituyen los procesos adhesivos de oído medio (atelectasias, bolsillos de retracción) donde la membrana timpánica está íntegra pero por alteraciones en los mecanismos de ventilación se genera una presión negativa en la caja timpánica con la consiguiente invaginación o desplazamiento del tímpano al interior de oído medio ocasionando zonas de inmovilización de la cadena osicular o de retención de escamas dérmicas (piel) germen de un posible colesteatoma.